TRATAMIENTO

MASAJE METAMÓRFICO

Durante los nueves meses de gestación nos vemos sometidos a la influencia de innumerables factores diferentes: la forma de ser de nuestros padres, el entorno cultural y físico en el que viven y la etapa de evolución que el hombre ha alcanzado. Todos estos factores dan forma a los patrones de nuestra vida y quedan establecidos durante dicho periodo.

La técnica metamórfica se centra en estos 9 meses de vida que pasa el ser humano dentro de la madre.

El término metamorfosis se refiere al proceso en el que la oruga se convierte en mariposa, reflejando lo que sucede dentro de nosotros cuando dejamos atrás nuestros patrones de dificultades psicológicas o físicas y avanzamos hacia nuevas áreas de desarrollo. Nosotros contamos con una programación interna que ha quedado establecida en el momento de nuestra concepción, los cambios se van produciendo paulatinamente, poco a poco, debido a este proceso de transformación.

Aunque se asemeja a un suave masaje, en realidad, lo que busca es catalizar la energía. Con esta práctica los cambios pueden manifestarse no solo a nivel mental, emocional y de comportamiento, sino también a nivel físico.
Catalizar significa adelantar o retrasar un proceso, el terapeuta catalizador, no debe poner ninguna intención en el resultado, la fuerza curativa interior, nuestra fuerza vital es la que hará el trabajo.

Esta técnica nos ayuda a recuperar la consciencia de que somos un ser holístico, nos ayuda a transformar la enfermedad en salud y a comprender que no necesitamos seguir creando enfermedades.
Es muy útil en casos de depresión, insomnio, estrés, autismo y cualquier trauma de esta naturaleza.

Muy útil para armonizarse, elevar la energía y conseguir crecimiento personal.

La duración del masaje metamórfico es de 50 minutos. El tratamiento entero consta de un mínimo de 9 sesiones, y se recomienda recibirlas una vez a la semana.

Actualmente puedes pedir cita para ser atendido en Ciudad de los Ángeles, Diego de León o Getafe.