TRATAMIENTO

REFLEXOLOGÍA PODAL

El término “reflexología podal” se ha consolidado como denominación abreviada de esta terapia. La terapia de las zonas reflejas (TZR) de los pies trabaja en un denominado microsistema, una “autorrepresentación a modo de pantalla”, que está relacionado de forma recíproca con el macrosistema, que forma la persona en su totalidad.

La TZR se incluye en el grupo de los métodos complementarios, que como terapia de regulación llega a la persona en todos sus niveles y pone orden, siempre en el marco de sus capacidades regenerativas. No combate ni oculta síntomas, sino que estimula la capacidad autocurativa, el “médico interior” del paciente.

Dependiendo del motivo de la consulta, una sesión de reflexología puede durar entre 45 minutos y 1 hora. La sesión no incluye ningún tratamiento de podología ni tampoco estética del pie.

La Reflexología es complementaria, no sustituye a los profesionales sanitarios, ni diagnostica ninguna enfermedad, es un muy buen complemento para aportar sus beneficios y cooperar con profesionales de la salud, como nutricionistas, médicos y fisioterapeutas.